Sobre la obra pictórica del artista y músico. Michal Zienkiewicz

Gornal Alhuria

Crónica de Abdul Kader Al Khalil 

Michal, nacido en Lodz, Polonia, es licenciado en música y profesor de violín. Desde 1983 reside en Bilbao. Es un músico clásico y un buen artista plástico, también fiel al estilo clásico

La obra Brecha, la defino como la fuerza del color y la intensidad del alma que dio diferencia a Rembrandt; es la sabiduría de usar el negro, el rojo y el blanco del cual supo utilizar bien Tiziano. También se nota su atracción por la luz lateral que transformó la belleza en las obras de Caravaggio. La luz lateral de Caravaggio llevada al extremo por Ribera. Y sin menospreciar las figuras alargadas que marcaron el primer estilo personal de un artista como fue el Greco.

La obra de nuestro amigo Michal, es una pintura ideada en torno al dolor de la madre el perder un hijo, es una obra solemne, una idea rescatada de un paisaje bíblico: el mar se abre ante Moisés, o el Nilo traslada al niño Moisés hacia sus captores, el agua se hace tranquila y hay dos muros en forma de figuras humanas de madres que lloran por el niño. Aquí el artista describe que las aguas son tranquilas y un río manso. Representa la esperanza. Es una pintura simbólica, anclada en el la pintura clásica y ambientada en el simbolismo expresivo. Un panorama de tristeza y de dolor, pero allí al fondo hay esperanza. Esperanza divina, la luz que nos hace ver los caminos.

La obra de Michal es el resultado de una larga reflexión. Crear esta obra no es casual, tiene fuerza, posee gran atractivo, representa aires surrealistas. ¿No es el surrealismo una manifestación del espíritu? El que produce sentimientos diferentes en forma de expresión revolucionaria ante los desacuerdos y provoca cambios notables en el arte universal y en las costumbres. La meta surrealista y sus medios se remontan siglos antes al nacimiento del movimiento. Basta citar a “el Bosco”, considerado el primer artista surrealista, que en los siglos XV XVI creó obras como “El jardín de las delicias” o “El carro del heno”

Si el Greco fue el pintor más puro después de Rembrandt, ¿acaso no es de gran pureza esta obra? También el artista aquí cuida más el color que el dibujo, a la que le dio gran importancia en definir el arte del toledano.

** El don del arte es concretar cualidades que habitan en todos los corazones, pero solo unos cuantos, jubilosos, nos muestran** (Antonio Gala) Así encuentro la obra de Michal Zienkiewicz

31/7/2020

شارك هذا المقال:

جميع الحقوق محفوظة لموقع جورنال الحرية

تصميم وتطوير شركة Creative In Design